Las Tradiciones en Canarias

Hoy en día se están realizando una infinidad de actividades que directa o indirectamente están ayudando para que las tradiciones en Canarias no se pierdan. A pesar de que muchas instituciones le estén dando la importancia máxima a las tradiciones lo importante en realidad es, ¿qué importancia se le da a las tradiciones hoy en día por parte de los jóvenes?

La identidad cultural de Canarias está en construcción constante y siempre ofrece una aportación a la riqueza cultural del mundo. Su condición de archipiélago, caracteriza una realidad cultural única y la cultura en Canarias que es fruto tanto de una historia y unas condiciones para su desarrollo como de los impulsos y las apuestas del presente , es algo que desde mi punto de vista, no se debe perder, ya que las bases de una sociedad están labradas por su historia y sus costumbres y sobre todo tampoco deberían dejar de haber las acciones que tanto organismos públicos, como personas singulares aportan para sacar a la luz antiguas tradiciones que nadie sabe, esto que se conoce como el rescate de costumbres o tradiciones ya sean artísticas, manufactureras o una simple expresión, nos ayudan para que nuestro pueblo siga teniendo una identidad propia.

Por otra parte, también pienso que las tradiciones no tienen porque ser lineales o no se puedan modificar un poco ya que si no, creo que seríamos una sociedad estancada en pensamientos anteriores a nuestra forma de vivir actual, aunque con esto no quiero decir que se abandone lo que se hacía antes, desde mi punto de vista lo que hay que hacer como por ejemplo en las fiestas, es ir modernizando como se está haciendo ya en algunos lugares ciertos actos populares para ir adaptándolos poco a poco a la sociedad actual. Mi forma de ver este tema podría estar condicionada por desde los tres años formar parte de las tradiciones de repentismo o danza pero, cuando a veces estoy en una romería o en una actuación y veo a muchos niños y nuevos niños pasándoselo bien cantando, bailando, jugando a la soga, u otras muchas cosas más, aparte de pensar que me estoy haciendo mayor también me siento orgulloso de lo que desde pequeño estoy haciendo y sobre todo el saber que los niños ven las tradiciones como algo divertido de lo que se puede aprender, los que de verdad amamos lo que nuestros mayores inculcaron a nuestros padres, tíos, primos y ven que el número de amantes crece de igual manera que hace un tiempo atrás, es una satisfacción para los que alguna vez en su vida han defendido las tradiciones incluso solo con ir a ver un par de grupos que acaban de empezar o ir a una romería a probar a ver si le gusta. En definitiva, todos podemos contribuir a mantener vivas las costumbres con un simple y sencillo gesto como dar una parte de tu tiempo a disfrutar de un museo de artesanía o viendo Noche de Taifas en Televisión Canaria, todos, absolutamente todos podemos ayudar de una forma o de otra. Para mí no hay nada mejor que defender nuestra identidad de la forma en la que yo lo hago y si yo fuera ustedes intentaría hacer algo por nuestra idiosincrasia, y lo digo por experiencia, porque si la perdemos es muy difícil de recuperarla después. La peor muerte no es la física sino la cultural y espero que las cosas se sigan haciendo como hasta ahora y creo que deberíamos cuidar lo nuestro solo ya por respeto a los que algún día dieron parte de su tiempo, incluso toda su vida por mantenerlo vivo.

También las tradiciones canarias se nutren de otras que vienen de fuera, no solo internacionalmente sino también en encuentros regionales con gente de la península. En mi municipio en concreto, desde hace veinticinco años se hace un festival internacional de folklore todos los veranos. A este acuden grupos de todos los continentes con religiones, danzas, razas, lenguas, en fin diferentes por su país o su región, estas características consiguen que el mestizaje de tradiciones sea mayor y más variado. Aparte de realizar sus respectivas actuaciones, a los grupos que llegan se le aportan conocimientos sobre las costumbres locales y por supuesto ellos nos dejan aquí un poco de su cultura, no solo mediante sus actuaciones sino también con vestimentas, objetos o utensilios propios de sus países. Es tanta la confraternización entre culturas que se crea, que de estos festivales han salido incluso algunas parejas de canarios con personas de otros países, que han tenido hijos que disfrutaran de las dos culturas a las que por sus padres les toca, que se quiere decir con todo esto, que las tradiciones no solo las podemos cuidar y salvaguardar canarios, sino con algunas acciones también gente de otros lugares pueden ayudarnos y nosotros a sus culturas. Los canarios tenemos suerte de ser una sociedad muy comprensiva y solidaria cuando vemos algo o alguien que lo está pasando mal, por eso estoy seguro que cuando la cultura necesite de nuestra ayuda siempre habrá algún canario que la socorra y que haga lo que ella necesite para remontar vuelo, gracias al trabajo conjunto no hemos llegado a esa triste situación pero nunca se sabe cuándo se puede dar, ahora, dentro de cincuenta años... Por eso es tan importante esa pregunta que nos hacíamos al principio ¿les importan las tradiciones a los jóvenes? Desde mi punto de vista sí, pero el problema que yo capto es que les importan sí, pero cuando les necesiten ¿estarán ahí para rescatarla?, lo dudo mucho, por eso para mí no es suficiente una hora de cultura de canarias a la semana por ejemplo o otras muchas cosas más que no se hacen bien, porque cuando los jóvenes actuales tengan hijos y estos también tengan, ¿seguirán hablándoles de tradiciones?, ¿les apuntarán a alguna actividad cultural?, perdón que me repita pero yo lo dudo mucho. Ese es el principal problema al que se enfrenta nuestra sociedad y se están dando mini pasitos para intentar encaminar la situación, entiendo también que hay otros muchos temas de los que tratar y solucionar, pero volviendo al tema de lo que se está haciendo por la cultura, se ha estado mejorando en los últimos años pero para mí no es suficiente.

En conclusión, estamos cada día disfrutando del legado que otros nos han dejado, que mejor que conseguir que ese legado tenga la seguridad de que con nuestra ayuda incondicional pueda prosperar a lo largo del tiempo para que otros disfruten también de lo que nosotros hemos disfrutado. Eso no se podrá lograr si no mejoramos la situación actual y lo que necesitamos es darle más importancia todavía a las tradiciones, las costumbres y la cultura en general para lograr al menos dejar nuestro patrimonio e identidad seguros.

Juan Jose Rivero

Juan José Rivero Caballero - 4º ESO A