es    enfacebook   facebook

César Manrique y su legado moral y artístico, centran en Ingenio el interés de la tercera jornada del Campus de Etnografía y Folclore de la ULPGC

César Manrique y su legado moral y artístico, centran en Ingenio el interés de la tercera jornada del Campus de Etnografía y Folclore de la ULPGC

  • Alfredo Díaz, portavoz de la fundación que lleva el nombre del artista, el escritor Alexis Ravelo y la profesora de la ULPGC, Ángeles Alemán, intervienen en la sesión que se desarrolla en el salón de plenos del ayuntamiento

16/7/2019.- Este año se cumple el centenario del nacimiento del artista lanzaroteño César Manrique. La tercera jornada de la sexta edición del Campus de Etnografía y Folclore de la ULPG, que se celebra el día 17 de julio en la sede de las Casas Consistoriales de Ingenio, en el marco de la XXIV edición del Festival Internacional de Folclore de Ingenio ‘Muestra Solidaria de los Pueblos’ que impulsa la asociación cultural Coros y Danzas del citado municipio, dedica su mesa de trabajo al genial creador convocando a varias personalidades que abordarán la dimensión de su legado.

A las 20:00 horas, el portavoz de la Fundación César Manrique de Lanzarote y director de su Departamento Pedagógico, Alfredo Díaz, así como el escritor Alexis Ravelo y la profesora titular del Departamento de Arte, Ciudad y Territorio de la ULPGC, Ángeles Alemán (ambos a las 21:00 horas), hablarán de la obra y la dimensión del compromiso ético de un artista cuyo legado aún está vigente.

Alfredo Díaz avanzará uno de los fundamentos que explican la complicidad positiva que César Manrique mantuvo para sustanciar su obra de intervención en él paisaje de Lanzarote. “Me referiré a lo que el denominaba “enseñar a mirar para finalmente ser capaces de ver”, señala Díaz, que es autor de diversas publicaciones sobre el pensamiento, la obra y el modelo de desarrollo turístico que Manrique propuso e implantó en Lanzarote.

Díaz opina que deberíamos recordar siempre a Manrique “como un ser apasionado, libre, comprometido y feliz. También, universalista y rabiosamente moderno. César era un enamorado de la vida. Todo lo reducía a una frase: “vale la pena vivir”. Hay que recordarlo como ese soñador de utopías que fue capaz de sustanciarlas en Lanzarote. Un artista creador de belleza que jamás renunció a su compromiso ético con el tiempo y el espacio que le tocó vivir”.

Según Díaz, la FCM de Lanzarote de la que es portavoz, “asume su legado y compromiso del artista, su patrimonio material y moral y su compromiso con Lanzarote. Así, como hizo César, tratamos de conectar la reflexión con la acción proponiendo miradas sobre la realidad desde la perspectiva de la cultura crítica con la clara intención de contribuir a transformar o mejorar la realidad.

Para la FCM son pilares irrenunciables el arte, la naturaleza, el territorio y el control del crecimiento turístico de estas islas. Sé de la incomodidad que le provocaba la progresiva destrucción del patrimonio natural de estas Islas en aras de un progreso mal entendido”, añade.

Día 18

La jornada del día 18 de julio estará dedicada en el campus a rescatar del olvido el ingenio azucarero de la Vega de Aguatona con el magisterio del cronista oficial de Ingenio, Rafael Sánchez Valerón, un valedor incansable de la historia del municipio que reclama un esfuerzo de las administraciones canarias para que se determine con un plan de prospecciones arqueológicas la localización de los restos del antiguo ingenio que da nombre al municipio del sureste grancanario. La conferencia de Valerón está fijada para las 20:00 horas. A continuación, a las 21:00 horas, la vicepresidenta del Consejo Internacional de Organizaciones de Festivales de Folklore y de las Artes Tradicionales (CIOFF) joven mundial, Giulia Ciuffa, explicará la política de gestión y la importancia que tiene este organismo dependiente de la UNESCO que definió al festival de Ingenio como todo un referente cultural en el Atlántico Medio por la variada oferta que siempre propone su programa.

 

not cesar 03

not cesar 01not cesar 02

 


Más información:
Gabinete de Prensa
Patricia Moralejo 683 281 391/ Paco Medina 639 99 46 83

Rafael Robaina: “La formación universitaria no tiene que ser igual para dos alumnos que van a la misma clase”

Rafael Robaina: “La formación universitaria no tiene que ser igual para dos alumnos que van a la misma clase”

  • Un repaso a las tres décadas de existencia de la ULPGC abre el VI Campus de Etnografía y Folklore de Ingenio


16/7/2019.- En el salón de plenos del Ayuntamiento de Ingenio tuvo lugar ayer lunes, día 15 de julio, el acto inaugural del sexto Campus de Etnografía y Folklore que impulsa la ULPGC, contando con la presencia de Rafael Robaina, rector de la ULPGC, Ana Hernández Rodríguez, alcaldesa del Ayuntamiento de la Villa de Ingenio, Antonio Ramos Gordillo, profesor de la ULPGC, Yeray Rodríguez, director del Campus y profesor de la ULPGC y David Castellano, director del Festival Internacional de Folklore Villa de Ingenio ‘Muestra Solidaria de los Pueblos’.

Bajo el epígrafe ‘Treinta aniversario de la ULPGC’ Rafael Robaina y Pino Quintana, vicerrectora de Cultura y Sociedad de la ULPGC, mostraron el impacto que ejerce la citada institución universitaria sobre su entorno y los beneficios que aporta al conjunto de la sociedad grancanaria la infinidad de profesionales que han salido de sus aulas. “Toda la comunidad universitaria está comprometida con la ULPGC, la sentimos como nuestra”, indicó Robaina tras recordar la manifestación en la que 200.000 personas salieron en Las Palmas de Gran Canaria reclamando para la isla una Universidad. “Hasta ese momento teníamos la Universidad Politécnica de Canarias con una pequeña oferta de estudios. Lo que se hizo fue una transición hacia la ULPGC. Los datos nos avalan y es hora de hacer un repaso”.

En treinta años, la ULPGC ha pasado de tener 7.000 estudiantes a acoger a más de 22.000; de 14 titulaciones iniciales, se ha pasado a una oferta de más de 130 con una oferta amplia de enseñanzas oficiales de grado, master, doctorado, titulaciones propias y programas para mayores. En todo este tiempo, la ULPGC ha generado más de 60.000 egresados que han contribuido a la mejora general del nivel educativo de la población canaria. “De no tener registros de fondos para la investigación, hemos pasado a la captación actual de millones de euros para la investigación fundamental, aplicada y servicios a las empresas”, recalcó el rector tras apuntar que la ULPGC es pieza clave para el desarrollo en Canarias. “La Universidad es el mejor instrumento para encajar sociedad y empleo. Cuanto más formación se tiene más posibilidades de encontrar trabajo”, dijo Robaina.

Pero además defendió que la ULPGC “mejora el nivel educativo de nuestro entorno, consiguiendo el desarrollo de la sociedad, mayor eficiencia del tejido productivo, influencia económica, desarrollo integral y bienestar, favorece la capacitación y el desarrollo profesional, proyecta internacionalmente las Islas, desarrolla la investigación y la transferencia, otorga calidad universitaria para nuestra sociedad y está Involucrada en el desarrollo social de nuestro entorno”.

Pino Quintana Montesdeoca, vicerrectora de Cultura y Sociedad recalcó asimismo la importancia de la ULPGC, “en 30 años nos hemos convertido en gigantes y estamos al nivel de universidades nacionales e internacionales”. Pino es la responsable de la difusión y divulgación de la cultura tecnológica desarrollada en la comunidad universitario y también de velar por el patrimonio artístico de la ULPGC. “Es muy importante dar visibilidad a los divulgadores de la cultura científica a través de videos, conferencias, charlas y llegar de la manera más sencilla posible a la sociedad. Tenemos la necesidad de hablar de cultura universitaria para el público en general”.

Que la ULPGC está viva y en continua adaptación a los cambios es un hecho. De esta manera Robaina quiso concluir la conferencia mirando al futuro: “el mundo está cambiando y lo que debemos transmitir ya no es ese empleo para una promoción entera, porque ya no es así. El empleo empieza a ser cada vez más personalizado y tenemos que comenzar a entender que la formación en la universidad no tiene que ser igual para dos alumnos que van a la misma clase. En la Universidad lo vamos a manejar fomentando los aprendizajes y entornos de aprendizaje, con una amplia oferta de titulaciones complementarias dentro de una gran área para encontrar nichos de empleo. Para diversificar por ende nuestra economía. El futuro de la ULPGC empieza aquí y ahora”, concluyó.

 

not inaugu 01
not inaugu 02 not inaugu 03

 


Más información:
Gabinete de Prensa
Patricia Moralejo 683 281 391/ Paco Medina 639 99 46 83

Florentino Paredes: “Hay que revertir el complejo de inferioridad sobre el uso de la variedad del español que se habla en las islas”

Florentino Paredes: “Hay que revertir el complejo de inferioridad sobre el uso de la variedad del español que se habla en las islas”

Florentino Paredes, catedrático de Filología de la Universidad de Alcalá de Henares, imparte en el Campus de Etnografía y Folclore de Ingenio, una conferencia sobre las creencias y actitudes hacia las variedades del español en el siglo XXI

Florentino Paredes, catedrático de Filología de la Universidad de Alcalá de Henares ofrece el día 16 de julio, a las 20:00 horas, una conferencia en el marco de la segunda jornada del Campus de Etnografía y Folclore de la ULPGC que se celebra en Ingenio con motivo de la XXIV edición del Festival Internacional de Folclore que impulsa Coros y Danzas, en la que se referirá a la variedad lingüística canaria y sus peculiaridades dentro de la norma del español, incidiendo en algunas investigaciones recientes en las que se encuentra implicado. Su actividad investigadora se desarrolla en los campos de la dialectología, la sociolingüística, la historia de la lengua y la enseñanza del español.

Uno de esos trabajos impulsado dentro del Proyecto para el estudio de las creencias y actitudes hacia las variedades del español en el siglo XXI en el que participan catedráticos de 36 universidades del mundo hispanohablante, analiza el léxico disponible en Madrid, Las Palmas de Gran Canaria y Málaga, utilizando una metodología que contempla una muestra representativa de todos los estratos sociales de dichas comunidades. Según señala el catedrático “el modo de relacionarnos con un entorno específico y concreto impone un léxico común y cotidiano en los hablantes”. Paredes, que ha estudiado asimismo la percepción que los propios canarios poseen de su habla y la que tienen el resto de hispanohablantes sobre la variedad de las islas, señala que los isleños seguimos manteniendo “un complejo de inferioridad sobre otras maneras de expresión del español peninsular porque no la consideramos modélica. Los lingüistas seguimos luchando contra esa percepción aún muy arraigada históricamente en la sociedad”, añade, “aunque curiosamente para la inmensa mayoría de los hispanohablantes la variedad canaria está muy bien valorada, solo por debajo de la caribeña y chilena. La ‘ese’ aspirada típica de la modalidad dialectal de las islas caracteriza a su habla frente a la de los castellanos y supone un valor añadido de su variedad lingüística y por ello no hay que tener reparo alguno en valerse de ella. La mayor parte de los prejuicios que los canarios tienen sobre su habla están motivados por la falta de conocimiento. Por eso es tan importante el papel desempeñado en estos 20 años por la Academia Canaria de la Lengua: a medida que se estudia y se proyecta la modalidad lingüística hablada en el Archipiélago Canario, más será apreciada, respetada y las generaciones jóvenes terminarán empoderándose de ella”.

Paredes, que es autor de más de un centenar de artículos y trabajos de investigación, estima que “no existe un lugar en donde se hable mejor o peor el español. Hablamos mejor o peor en función de la educación que hayamos recibido y del interés que tengamos por expresarnos adecuadamente”.

El catedrático apunta que asistimos actualmente a una curiosa paradoja: “Estamos en la era en la más se escribe, pero en la que menos cuidado se tiene a la hora de escribir”. Lamenta que “ha existido cierta desidia en la escuela a la hora de exigir mayor atención hacia la lengua escrita, que es la que otorga unidad al español. A un hablante culto se le exige que domine bien la lengua escrita. Los nuevos modelos de escritura celular surgidos al cobijo de la irrupción de los dispositivos digitales se manifiesta en la mayoría de las ocasiones en los jóvenes como una diferencia generacional que se reivindica a propósito. A lo mejor debemos insistir en que los nuevos dispositivos pueden convertirse en aliados del aprendizaje del leguaje y de los niveles de competencia en ortografía en la escuela”, apunta Paredes que se declara “no tremendista” ni preocupado por esta nueva realidad.

“El lenguaje es lo que nos diferencia e identifica del resto de seres vivos del planeta. Nos marca mucho más de lo que imaginamos y, por tanto, cualquier cambio tiene repercusiones. Los adolescentes manifiestan su rebeldía y divergencia modificando voluntariamente la norma y los sistemas lingüísticos para llamar la atención”, subraya el catedrático. “Lo fundamental es que todo hablante sea capaz de cambiar de registro; si alguien está escribiendo un mensaje con el móvil y utiliza ciertos sistemas de abreviación por economía de medios, no es algo reprobable, pues las abreviaciones han existido siempre. El problema surge cuando no se es capaz de cambiar de registro ni de redactar un texto en un examen y se utiliza también ese sistema de abreviación, sin tener en cuenta las reglas ortográficas”.

Un informe realizado hace unos años por un conocido fabricante de telefonía móvil sobre hábitos de escritura en España que interrogaba a los jóvenes sobre cuáles eran los principales beneficios de la escritura a mano, concluía que un 65 por ciento lo hacía para “no perder el conocimiento de las reglas de ortografía” y, otro 60, para “no perder en la calidad de la redacción”.

La conclusión es clara para Florentino Paredes: “Los adolescentes quieren seguir escribiendo a mano, pero no lo hace bien del todo porque en su universo la ortografía y la gramática no viven buenos tiempos”.

Florentino Paredes

 

Alfredo Díaz: “César Manrique insistía en que había que enseñar a mirar para finalmente ser capaces de ver”

Alfredo Díaz: “César Manrique insistía en que había que enseñar a mirar para finalmente ser capaces de ver”

Alfredo Díaz, es portavoz de la Fundación César Manrique y director de su departamento pedagógico. El día 17 de julio, a las 20:00 horas, protagoniza la tercera jornada de la sexta edición del Campus de Etnografía y Folclore de la ULPGC, que se celebra hasta el próximo día 19 en la sede de las Casas Consistoriales de Ingenio, en el marco de la XXIV edición del Festival Internacional de Folclore de Ingenio ‘Muestra Solidaria de los Pueblos’ que impulsa la asociación cultural Coros y Danzas del citado municipio.

Díaz comparte mesa con el escritor Alexis Ravelo y la profesora titular del Departamento de Arte, Ciudad y Territorio de la ULPGC, Ángeles Alemán, quienes a las 21:00 horas, hablarán de la obra y la dimensión del compromiso ético de un artista cuyo legado aún está vigente.

Entusiasmado por la comunicación y la educación en la sensibilidad con el arte y la naturaleza, Alfredo Díaz ha presentado ponencias en numerosos foros universitarios del país y es autor de diversas publicaciones sobre el pensamiento, la obra y el modelo de desarrollo turístico que Manrique propuso e implantó en Lanzarote.

¿Podría avanzarme alrededor de qué aspectos o contenidos girará su intervención en el Campus de Etnografía y Folclore de Ingenio?

Intentaré comunicar uno de los fundamentos que explican la complicidad positiva que César Manrique mantuvo para sustanciar su obra de intervención en él paisaje de Lanzarote. Me referiré a lo que el denominaba “enseñar a mirar para finalmente ser capaces de ver”

¿Desde qué dimensión cree que la producción de Manrique aborda el elemento del folclore y lo popular?

Quizá sea en sus primeros años como artista cuando Manrique toma como referencia plástica elementos extraídos de la cultura campesina y pesquera de Lanzarote, que lejos de recuperar sensu stricto, los descontextualiza traduce desde una interpretación moderna. Por lo tanto estamos ante un artista que hace evidentes gestos al costumbrismo y a las tradiciones de su Isla que señala y pone en valor.

La figura y la obra del artista atraviesa las islas convirtiéndolo en un icono social, en un ser querido en distintos ámbitos cuya imagen y trascendencia sigue proyectándose de generación en generación. ¿En dónde estima que radica el poder de esa admiración pública que le sigue profesando Canarias sin distinción de credos e ideologías?

Sin lugar a dudas, la obra de César Manrique su pensamiento y compromiso con el patrimonio natural y cultural así como con la modernidad a la que nunca renunció, atesora una absoluta vigencia en los tiempos que nos toca vivir.
Un discurso que no sólo atesora vigencia, sino que es necesario y de urgente aplicación.

La valentía con la que César defendía sus principios lo convirtieron en un icono social calando profundamente en el imaginario de cualquier ser medianamente sensible con la vida y sus escenarios.

También es oportuno decir que la defensa de esos principios y convicciones y la vehemencia con la que César las expresaba, le llevaron a ser muy incómodo para determinados poderes económicos y políticos a los que como él decía” despreciaba profundamente”.

¿Cuál es la finalidad de la labor que desarrolla en la Fundación el Departamento Pedagógico que usted dirige?

Desde el inicio de la FCM, César tuvo muy claro la necesidad de que su Fundación contara con un departamento pedagógico cuyo fin no era otro que acercar a la comunidad educativa su pensamiento y su obra.

Este ha sido el reto que asumí gustosamente desde el inicio de la andadura de la institución. Así, en estos 27 años, he tenido el placer de trabajar con más de 70.000 alumnos y casi 5000 profesores, de Canarias y del resto del Estado, gracias a distintos programas didácticos, talleres, charlas divulgativas etc. Además de otro tipo de grupos, fuera del ámbito académico como drogodependientes, colectivos de personas con capacidades diferentes, asociaciones de tercera edad, etc.

¿A su juicio, cuál es el reto al que se enfrenta la política de proyección y difusión en el exterior de la obra del artista impulsada por la Fundación desde el ámbito de una isla geográficamente alejada de las plataformas de influencia cultural?

El compromiso con la cultura. Le hablo del compromiso irrenunciable en su sentido más originario. A nuestro juicio, ello implica la voluntad de pensar libre, formulando preguntas y ofreciendo respuestas independientes, argumentadas y cualificadas.
Por otro lado está el compromiso con el entorno físico, paisajístico y territorial de Lanzarote y, obviamente, mantener vivo el espíritu de César.
Cuando miramos atrás, después de 27 años de andadura y desde una Isla que está en la ultraperiferia de la cultura, la valoración no puede ser más que positiva

¿Qué le apetecería que quedara indefinidamente fijado como hito en el año en que se celebra el centenario del nacimiento del artista?

Nos gustaría que quedara la idea de ver a César como él se definía; “yo soy un contemporáneo del futuro”. Que quedara ese César que nos enseñó a mirar y ver la riqueza natural y cultural de estas Islitas.

Que quedara el César comprometido y fuésemos capaces de convertirnos en “cómplices” en la defensa de estas Islas únicas de las que se sentía tan orgulloso… Siempre decía que los canarios no sabíamos la suerte que teníamos de desarrollar nuestras vidas en estas Islas…

Por último, me gustaría que habitara en el corazón de los canarios de aquí y de allá, el compromiso de gestionar con responsabilidad este valiosísimo patrimonio natural y cultural que hemos heredado y que deberán heredar en el mejor estado de conservación posible, las generaciones futuras.

¿Cree usted que César Manrique estaría orgulloso y satisfecho de los niveles de desarrollismo que ha experimentado Canarias desde que nos abandonó?

No, no puedo decirle lo que César diría. Sí sé lo que dijo y sobre lo que advertía. Sé de la incomodidad que le provocaba la progresiva destrucción del patrimonio natural de estas Islas en aras de un progreso mal entendido. Hoy la FCM asume ese legado, ese compromiso del artista. Asume su patrimonio material y moral y su compromiso con Lanzarote. Así, como hizo César, tratamos de conectar la reflexión con la acción proponiendo miradas sobre la realidad desde la perspectiva de la cultura crítica con la clara intención de contribuir a transformar o mejorar la realidad.

Para la FCM son pilares irrenunciables el arte, la naturaleza, el territorio y el control del crecimiento turístico de estas islas.

¿A su entender cuál debe ser la misión pública que deben cumplir hoy en día los centros como es el caso de la Fundación en el contexto del progreso cultural de las sociedades?

César afirmaba que la cultura es el mayor negocio de un pueblo. Sin duda la cultura crea ciudadanos libres con capacidad crítica. En eso ha estado y estará la Fundación. Si desde nuestras limitaciones hemos podido contribuir a ello, estaremos más que satisfechos.

¿Qué recuerdo conserva de Manrique que nunca se aparta de su memoria?

Lo recuerdo vital, alegre y a la vez enérgico y contundente en la defensa de sus convicciones. Era cercano y entrañable. También vehemente y categórico cuando tenía que decir a la cara lo que pensaba y defendía.

¿Y cómo deberíamos todos recordarlo?

Quizá como un ser apasionado, libre, comprometido y feliz. También, universalista y rabiosamente moderno. César era un enamorado de LA VIDA. Todo lo reducía a una frase; “vale la pena VIVIR”. César, ese soñador de utopías que fue capaz de sustanciarlas en Lanzarote. Un artista creador de belleza que jamás renunció a su compromiso ético con el tiempo y el espacio que le tocó vivir.

Alfredo Diaz

Más información:
Gabinete de Prensa
Patricia Moralejo 683 281 391/ Paco Medina 639 99 46 83

El español hablado en Canarias y los veinte años de la Academia Canaria de la Lengua, centran en Ingenio el interés de la segunda jornada del Campus de Etnografía y Folclore de la ULPGC

El español hablado en Canarias y los veinte años de la Academia Canaria de la Lengua, centran en Ingenio el interés de la segunda jornada del Campus de Etnografía y Folclore de la ULPGC

  • Intervienen en la sesión que se desarrolla en el salón de plenos del ayuntamiento los catedráticos de Filología Florentino Paredes (20:00 horas) y José Antonio Samper (21:00 horas)

15/7/2019.- Las dos décadas de existencia que cumple la Academia Canaria de la Lengua fija el interés de la segunda jornada de trabajo de la sexta edición del Campus de Etnografía y Folclore de la ULPG, que se celebra hasta el próximo día 19 en la sede de las Casas Consistoriales de Ingenio, en el marco de la XXIV edición del Festival Internacional de Folclore de Ingenio ‘Muestra Solidaria de los Pueblos’ que impulsa la asociación cultural Coros y Danzas del citado municipio.

El catedrático de Filología de la Universidad de Alcalá de Henares, Florentino Paredes, pronunciará a las 20:00 horas, una conferencia en la que se referirá a la variedad lingüística canaria y sus peculiaridades dentro de la norma del español, incidiendo en algunas investigaciones recientes en las que se encuentra implicado.

Asimismo, Paredes avanzará los resultados de uno de los trabajos impulsado dentro del Proyecto para el estudio de las creencias y actitudes hacia las variedades del español en el siglo XXI, en el que participaron catedráticos de 36 universidades del mundo hispanohablante, analizando el léxico disponible en Madrid, Las Palmas de Gran Canaria y Málaga, en que se utilizó una metodología que contempló una muestra representativa de todos los estratos sociales de dichas comunidades.

Tras Paredes, cuyas actividad investigadora se ha venido desarrollando en los campos de la dialectología, la sociolingüística, la historia de la lengua y la enseñanza del español, intervendrá, a las 21:00 horas, el también catedrático de Filología de la ULPGC y vicepresidente de la Academia Canaria de la Lengua, José Antonio Samper. Samper, que fue ya presidente de la mencionada institución en el periodo 2015-2018, hablará del papel y de la misión encomendada a la Academia Canaria de la Lengua.

Samper, que fue designado recientemente miembro correspondiente de la Academia Cubana de la Lengua (ACUL), que entidad perteneciente a la Asociación de Academias de la Lengua Española, que aglutina a las 23 Academias de la Lengua Española existentes en el mundo, ha centrado sus trabajos de investigación en la sociolingüística, en la dialectología del español de Canarias y en la lingüística aplicada a la enseñanza de la lengua (con especial interés en la disponibilidad léxica).

Para Samper, desde el punto de vista lingüístico, las Islas son un elemento central entre España y América. El docente dirigió y coordinó las entrevistas del Macrocorpus de la norma lingüística culta de las principales ciudades de España y América, editado en 1998, entre las que se incluían algunas de las realizadas en Las Palmas de Gran Canaria, incorporadas ya al Corpus de Referencia del Español Actual (CREA), de la Real Academia Española.

Florentino Paredes Jos Antonio Samper

 

 

Más información:
Gabinete de Prensa
Patricia Moralejo 683 281 391/ Paco Medina 639 99 46 83

Página 2 de 3

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más Información